4 09 2008

Jorge Mier Hoffman y el artista Bolivariano Néstor Melaní Orozco

 

 Jorge Mier Hoffman

BOLIVARIANÓLOGO

Historiador Bolivariano

 

http://jorgemier.wordpress.com/

  

 Correo:

tedejo@gmail.com

tedejo@hotmail.com

tedejo@cantv.net 

 

 

 “El Bolívar” del artista plástico Néstor Melaní Orozco

 

 

 

 

El Bolívar” del pintor, Ing. Francisco Mier Hoffman

 

Esta es la primera página interactiva para el estudio y la investigación de temas históricos, con especial referencia en las especialidades de aqueoastronomía, arqueología, antropología y bolivarianología; así como de curiosidades, misterios y enigmas en general, expuestos de manera sencilla y complementada con imágenes y vídeos que hacen más amena la lectura, como una manera diferente de conocer la historia que no te contaron… Aquí se publica lo que otros historiadores se niegan a reconocer… En la Sección de VIDEOS, la ultima a la derecha, se muestran interesantes documentales que llaman poderosamente la atención, así como de musicales, comerciales, magia, curiosidades y habilidades en general, que sorprenden por su originalidad y realismo… A la derecha se encuentran ocho (8) secciones identificadas con su texto en la parte inferior, que te introducirán en diversos temas. Además, cada tema está soportado con vídeos e ilustraciones y fotografás que complementan la inducción, el esparcimiento, la educación y el entretenimiento, como los cuatro elementos que fueron concebidos en el diseño de esta página Web.

 

¡..Bolívar en el Nuevo Milenio..!

 

Al estudiar a Bolívar, surgen de inmediato múltiples personalidades encarnadas en un solo hombres, que se destacó de manera notable y sobresaliente en todos los campos de la conducta humana… Desde que Rafael María Baralt, Perú De Lacroix y Daniel Florencio Oleary escribieran las primeras líneas que inmortalizaron la Epopeya de Bolívar, cientos de escritores han hurgado las viejas bibliotecas, en una búsqueda minuciosa de papeles y escritos que de alguna manera puedan develar la enigmática figura del Libertador… Como resultado de esta investigación que se inició cuando aún vivía el Padre de la Patria, una extensa bibliografía nos presenta de manera anecdótica, histórica y poética la Gesta Bolivariana, que logró la emancipación de seis naciones y cuya onda expansiva de justicia y libertad, impregnó de valor y heroísmo a otros pueblos, para que siguieran los pasos de Bolívar en lograr su independencia.

 

 

“El que estudia a Bolívar siente al terminar su tarea, la misma reverencia que se experimenta al dejar un lugar sagrado, donde el espíritu ha estado bajo la influencia de lo sobrenatural y lo sublime”

Guillermo Sherwell

 

Doctrina Bolivariana: No es correcto llamar “Ideal Bolivariano”, como también es un error utilizar el término “Pensamiento Bolivariano”, para definir la obra de Simón Bolívar, el Libertador… Ambos conceptos son partes de un todo sumamente amplio y complejo, donde tienen cabida los ideales y los pensamientos; pero sin embargo, tradicionalmente, con estos escuetos conceptos, se pretende generalizar un proceso filosófico que trasciende las doctrinas constitucionalistas, el complejo campo de las ciencias política, las innovadoras fórmulas sociales, y las magistrales doctrinas económicas, como un sistema nuevo e innovador, que muchos llaman “BOLIVARIANISMO”, cuya doctrina contrasta con todo lo que se ha escrito sobre la gobernabilidad de los pueblos… Hasta tanto no se instrumente una metodología científica, y se estructure la Cátedra Bolivariana en todas y cada una de sus ramas conceptuales y de estudio filosófico, lo correcto es llamarla “Doctrina Bolivariana”, como preámbulo de la ciencia de la: BOLIVARIANOLOGIA

 

 

BOLIVARIANOLOGÍA

 

Ciencia (en latín scientia, y de scire, “conocer”), término que en su sentido más amplio se emplea para referirse al conocimiento sistematizado en cualquier campo, pero que suele aplicarse sobre todo a la organización de la experiencia sensorial objetivamente verificable… La búsqueda de conocimiento en ese contexto se conoce como “ciencia”, la cual debe cumplir los siguientes postulados: constituir una realidad tangible al entendimiento, como resultado de la inducción propia de la observación y el experimento; formar parte del conocimiento y del saber; poder clasificarse en distintas ramas específicas, capaz de generar hipótesis y teoremas susceptibles de rebatimiento; así como de dar cumplimiento a normas y de leyes específicas comprobables en laboratorios… Así surgieron las ciencias en la antigüedad, como resultado del estudio y la investigación a través de la Filosofía, como método genérico y práctico aplicado a la observación en la búsqueda del conocimiento, capaz de dar respuestas analíticas al entendimiento y la comprensión.

 

Filosofía, término derivado del griego, que significa “amor por la sabiduría”… Esta definición clásica convierte a la filosofía en una eterna búsqueda de la verdad en un concepto general; y como toda técnica de aplicación metódica, estableció sus propias reglas para la lógica, como la manera de comprender el entorno en sus distintas manifestaciones, las cuales, poco a poco se fueron clasificando en ciencias exactas según su naturaleza… La “Filosofía de la Ciencia” se ocupa de saber cómo se desarrollan, evalúan y cambian las teorías científicas.

Así surgieron las ciencias tradicionales por todos conocidas, y de otras que más tarde surgieron por la complejidad, especificidad y la variedad de los temas estudiados: Egiptología, Astronomía, Ciencia Cristiana, Politología, ciencia de la Biblia, Teología; en fin, son temas complejos y específicos que han sido estructurados en disciplinas, cumpliendo un estricto método de investigación científica… Pero como todo campo científico, su interés se sustenta en un “idealismo” que motiva a la investigación.

 

Idealismo, teoría de la realidad y del conocimiento que atribuye un papel clave a la mente en la estructura del mundo percibido. A lo largo de la historia de la filosofía se pueden distinguir diferentes aplicaciones y definiciones. En su forma más radical, se interpreta como una realidad que se deriva de la actividad de la propia mente y que nada existe fuera de uno mismo… Para los idealistas, la mente actúa y es, de hecho, capaz de hacer existir cosas que de otro modo no serían posibles como la ley, la religión, el arte o las matemáticas, y sus afirmaciones son más radicales al afirmar que los objetos percibidos por una persona se ven afectados, hasta cierto punto, por la actividad mental; es por ello, que el “idealismo” es fundamental en el campo científico, como afirmaba Platón, que se hacía llamar “el precursor del idealismo”… Platón postulaba la existencia de un universo de las ideas o formas que se reflejan de modo imperfecto como los diferentes objetos que se perciben en la experiencia común: Sostenía que estas formas o ideas no son sólo más inteligibles con claridad, sino también más reales que sus reflejos transitorios y en esencia ilusorios… El filósofo alemán del siglo XVIII, IMMANUEL KANT, consideraba que los principios básicos de la ciencia se basan en la estructura de la mente extrasensorial más que en el mundo externo sensorial, y por lo tanto no existe la ciencia sin el “idealismo”.

 

Finalmente, el pensamiento o cognición, como una facultad propia del hombre como Ser racional, que se interpreta como un proceso de conocimiento que engloba los procesos de análisis, atención, percepción, memoria, razonamiento, imaginación y lenguaje.

 

Los intentos de explicar el modo en que los procesos cognitivos tienen lugar son tan antiguos como la propia filosofía; el término, de hecho, procede de los escritos de Platón y Aristóteles como los padres de la filosofía, practicantes del idealismo y excelsos pensadores.

 

CONSIDERACIONES GENERALES

 

Al evaluar la Gesta Emancipadora del Continente americano, y sin restar méritos de otros próceres del continente, de inmediato encontramos marcadas diferencias en las doctrinas revolucionarias de Simón Bolívar… En lo económico, Bolívar combina el socialismo representativo que desarrollaría Carlos Marx, con el capitalismo elitesco de Adam Smith, para evolucionar hacia el Socialismo Bolivariano de participación popular; es decir, no se trata de un Socialismo que vela por el bienestar de las masas populares a través de cúpulas doctrinarias, ni adopta el Capitalismo que promueve la iniciativa privada como factor de desarrollo endógeno; el Socialismo Bolivariano es la máxima expresión del humanismo social, al democratizar todas las estructuras de poder del Estado, el cual se convierte en protector de las clases desposeídas y al servicio de las comunidades organizadas; estimula la participación popular en todas las fases de la economía, y delega la gobernabilidad en la participación del pueblo organizado; es decir, se fundamenta en cuatro preceptos bolivarianos: IGUALDAD, JUSTICIA y FRATERNIDAD, como los tres principios fundamentales de la Masonería, Organización Secreta a la cual pertenecía el Libertador:

 

 

 

“Es mi opinión, que el fundamento de nuestro Sistema de Gobierno, depende inmediata y exclusivamente de la igualdad establecida… Que los hombres nacen todos con derechos iguales a los bienes de la sociedad; está sancionado por la pluralidad de los sabios, como también lo está, que no todos los hombres nacen igualmente aptos a la obtención de todos los rangos; pues todos deben practicar la virtud y no todos la practican; todos deben ser valerosos y todos no lo son; todos deben poseer talentos y todos no los poseen. De aquí viene la distinción efectiva que se observa entre los individuos de la sociedad más liberalmente establecida. Si el principio de la igualdad política es generalmente reconocido, no lo es menos el de la desigualdad física y moral. La naturaleza hace a los hombres desiguales, en genio, temperamento, fuerza y caracteres. Las leyes corrigen estas diferencias por que colocan al individuo en la sociedad para que la educación, la industria, las artes, los servicios, las virtudes, les den una igualdad ficticia, propiamente llamada POLÍTICA SOCIAL”

 

 

La Filosofía Bolivariana une al pueblo y al ejército en un todo, con el fin de sustentar el Sistema Bolivariano, preservar sus instituciones, defender la Patria, y no utiliza las armas para proteger y defender una sociedad de privilegios.

 

“Me es tan natural preferir la salud de la República a todo, que cuanto más dolor sufro por ella, tanto más placer interior recibe mi alma… El destino del ejército es guarnecer la frontera… Dios nos preserve de que vuelvan sus armas contra los ciudadanos”

 

“Para formar un gobierno estable, se requiere la base de un espíritu nacional que tenga por objeto una inclinación uniforme hacia dos puntos capitales: moderar la voluntad general y limitar la autoridad pública”

 

 

“El Sistema de Gobierno más perfecto, es aquel que produce la mayor suma de felicidad posible, la mayor suma de seguridad social y la mayor suma de estabilidad política”

 

La Filosofía Bolivariana es una innovación en las estructuras constitucionalistas, generando un marco legal a imagen y semejanza de los pueblos.

 

 

“Las naciones son esclavas de su Constitución, ellas rigen el destino de sus ciudadanos. El espíritu de las leyes deben ser propias para los pueblos que las hacen, relativa a lo físico del país, al clima, a la calidad del terreno y a su pueblo”

 

 

 

“Tengamos presente que nuestro pueblo no es europeo, ni el americano del Norte; más bien es un compuesto de África y de América, que una emancipación de la Europa”

 

La Filosofía Bolivariana se fundamenta en una verdadera transformación de las estructuras del poder judicial en todas sus instancias, sobre cuyas leyes descansa la revolución:

 

“La infracción de las leyes es la esclavitud y la anarquía. La Ley que la conservara, sería la más sacrílega… Mírese este delito por todos los aspectos, y no me persuado que haya un solo Boliviano tan depravado, que pretenda legitimar la más insigne violación de la dignidad humana”

 

La Filosofía Bolivariana es irrestricta en castigar la corrupción y de todo aquel que atente contra los intereses del Estado, que no son más que los interese del pueblo; decía Bolívar: “el que roba al Estado le roba al pueblo, a las futuras generaciones y se roba así mismo”

 

 

“Todo aquel que fuese convencido de haber defraudado los caudales de la renta nacional… el robo y manejos ilícitos, será pasado por las armas y embargado sus bienes para deducir los gastos y manejo que originen… Todo ciudadano tiene derecho a velar sobre la Hacienda Pública Nacional; su conservación es de interés general. Los que defrauden son declarados enemigos capitales, y en este caso la delación de degradar al que la hace, es una prueba de su ardiente celo por el bien público”

 

La Filosofía Bolivariana protege la iniciativa privada de carácter nacional, estimula el desarrollo endógeno y la industrialización del campo, en contra del neoliberalismo y la globalización, como factores imperialistas y colonizadores que distorsionan y entorpecen el desarrollo nacional; al respecto escribió el Libertador: “Las minas de cualquier clase corresponden a la República”… Este Decreto promulgado en Quito el 24 de Octubre de 1829, constituye las raíces de las Leyes de Minas e Hidrocarburo, y el fundamento de la Nacionalización de Minas e Hidrocarburos en América.

 

 

“Primero el suelo nativo que nada, él ha formado con sus elementos nuestro ser. Nuestra vida no es otra cosa que la esencia de nuestro propio país. Allí se encuentran los testigos de nuestro nacimiento, los creadores de nuestra existencia y los que nos han dado alma por la educación”

 

 

 

Pero la Filosofía Bolivariana va más allá de sus ideales, pensamientos y doctrinas… La Filosofía Bolivariana es una nueva estructura jurídica de gobernabilidad, bajo un esquema de políticas sociales, donde impere el reino de la igualdad de oportunidades, respeto de la dignidad humana, defensa de la territorialidad, estimulo al desarrollo endógeno, protección de los recursos naturales no renovables, la nacionalización de los recursos básicos del Estado, respeto a la propiedad privada, incentivo a la inversión social, y la organización del pueblo en estructuras productivas.

 

“Son derechos del hombre: la libertad, la seguridad, la prosperidad y la igualdad. La felicidad general, que es el objeto de la sociedad, consiste en el perfecto goce de estos derechos”

 

“Habiendo ya cumplido con la justicia, con la humanidad, cumplamos ahora con la política, con la sociedad, allanando las dificultades que opone un sistema tan sencillo y natural, mas tan débil que el menor tropiezo lo trastorna, lo arruina. La diversidad de origen requiere un pulso infinitamente firme, un tacto infinitamente delicado para manejar esta sociedad heterogénea cuyo complicado artificio se disloca, se divide, y se disuelve con la mas ligera alteración”

 

 

La Filosofía Bolivariana es todo un esquema mental de conducta y comportamiento, que tiene sus raíces en la dignidad nacional y un respeto irrestricto a la territorialidad.

 

“El patriotismo es un fuego sagrado que no puede estar oculto; y en tanto se extiende en un sentido verdaderamente puro, tanto más habrá ganado la felicidad del país, cuya moralización demanda extraordinariamente todo paternal cuidado”

 

Pero sobre todo, la Filosofía Bolivariana busca la unidad y la integración de países que tienen en común su cultura, para poner freno a un imperialismo insaciable de poder y riquezas, que basa su estrategia de penetración en el neocolonialismo y la dependencia económica.

 

 

“Necesitamos un gobierno central para la América meridional y la formación de una sola y poderosa nación americana… de un coloso capaz de enfrentar al Poder Supremo que no cesará de sus intenciones de dominar al mundo… Requerimos de una nación que no puede crearse sino con la fusión de toda la América meridional en un cuerpo de naciones hermanas, que tengan en común su historia, su idioma y su cultura… Para nosotros la Patria es América”

 

 

 

Todos estos pensamientos del Libertador, no sólo fueron simples enunciados, como los célebres pensamientos de inmortales filósofos; en el caso de Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia, constituyeron magistrales tratados que fueron puestos en práctica en todos sus detalles, para crear de la nada cinco naciones, donde antes reinaba la anarquía, tiranía, la esclavitud y la explotación. Pero la Filosofía Bolivariana también es poesía y literatura, como mucho de los escritos que nos legó el Padre del Patria:

 

 

“Yo me dije: este manto de Iris que me ha servido de estandarte, ha recorrido en mis manos regiones infernales, ha surcado los ríos y los mares, ha subido sobre los hombros gigantescos de los Andes; la tierra se ha allanado a los pies de Colombia y el tiempo no ha podido detener la marcha de la libertad. Un delirio febril embarga mi mente; me siento como encendido por un fuego extraño y superior. Era el Dios de Colombia que me poseía”

 

 

Es toda una cátedra de filosofía, que tiene como ingrediente adicional, el Sentimiento Bolivariano, el cual se define como una fuerza invisible y envolvente que poseemos todos los nacidos o asimilados a estas nobles tierras bolivarianas: es la energía glorificante que alimenta una revolución que nunca muere… es la fuerza de la anarquía que inspira a los pueblos a luchar… es la luz que nos guía hacia la felicidad… es fuente de inspiración para construir imposibles… es un sentimiento de confraternidad, amor y entrega total hacia nuestros vecinos americanos… es la capacidad de visualizar el futuro… es el desprendimiento incondicional sin recompensa… es la pasión por un ideal aún a costa de nuestras vidas… es la capacidad indoblegable para lograr objetivos inalcanzables… es luchar y defender siempre lo nuestro… es triunfar sin importar el tamaño del enemigo… es incentivar la economía nacional… es la obligación de luchar cada día por las futuras generaciones, para entregarles en herencia un país libre de la dominación extranjera… es llevar la doctrina Bolivariana por todos los pueblos… es triunfar por encima de las adversidades… pero sobre todo… es la llama que llevamos en el corazón todos los revolucionarios de acción y convicción, y que heredamos del más grande de todos los hombres: Simón Bolívar… El Libertador..!

 

 








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.